Volver a los detalles del artículo Moneda, alquimia y naturaleza en Siete Partidas de Alfonso el Sabio